MANUAL PRÁCTICO DE PRODUCCIÓN COMERCIAL DE CHAMPIÑON


MANUAL PRÁCTICO DE PRODUCCIÓN COMERCIAL DE CHAMPIÑON
La incorporación de un 5% de composta incubada, o blanco sobre la composta, picados a la tierra de cobertura parece estimular igualmente la fructificación. El mismo resultado puede obtenerse de manera más regular utilizando blanco puro. También puede estimularse la fructificación igualando la capa de tierra 5 o 7 días después de la cobertura, de forma que se mezcle totalmente el micelio y quede cortado. Durante el desarrollo de recuperación se forman muchas anastomosis y también muchos productos de secreción, aumentando la concentración de estos. (Vedder 1986). Otra forma de acelerar la invasión del micelio en la cobertura y estimular la pronta presencia de primordios, es la de hacer algunas labores de cultivo como revolver la composta con la tierra de cobertura haciendo un “rascado” extrayendo composta invadida de micelio a la superficie de la tierra directamente con la mano o con algunas herramientas.
MATERIALES EMPLEADOS
Durante largo tiempo se han utilizado mezclas de tierra, que presentaban graves problemas de contaminación microbiana y no correspondan a una fórmula determinada. El empleo de la turba ha resuelto este problema. La turba está compuesta por restos vegetales en vías de fosilización, con un p.H. suficientemente ácido (3.5 - 4.5), capaz de excluir una elevada presencia microbiana. Esta característica tampoco es admisible para el champiñón, cuyo recubrimiento con la turba precisa que a esta se le adicione un agente básico que la neutralice, llevando el p.H. a los valores ya indicados. La sustancia de elección es el carbonato de calcio ( Ca CO 3 ), que se presenta bajo distintas formas, de las que las mas empleadas son la caliza o piedra calcárea y la cal. Para el recubrimiento, el tipo de turba más indicado es el que tiene estructura fibrosa, ya que mantiene la estructura de forma más adecuada ( Pacioni,1990 ). Peat moss o (turba); Este material es encontrado en pantanos y contiene más de 50% de materia orgánica, en forma de plantas podridas. Esta es clasificada sobre la base del material proveniente del cual esta derivado. Los materiales pueden ser provenientes de carrizo, sphagnum, y corteza de árbol. La turba formada por sphagnum moss es considerado un producto superior para la cobertura, primeramente por su alta capacidad de retención de agua ( Schisler y Wuest, 1982)
FORMULAS DE PREPARACIÓN DE TIERRA DE COBERTURA
Algunos autores recomiendan algunas fórmulas para preparar la tierra de cobertura por ejemplo: 75 % de residuos de rocas calcáreas molidas calcáreo grosero, yeso,25 % tierra virgen de jardín (Rigau, 1981) 3 partes de turba, 1 parte de arena y cal, o 50 % turba negra, 30 % turba blanca, 20 % barro de río. (Steineck, 1987). Turba (4 partes), cal (1 parte), piedra calcárea (0,5 partes), agua (2 - 2.5 partes), o Turba (2 partes), cal (1 parte), agua (1.0 - 1.5 partes) (Pacioni, 1990) 65 % de turba negra grasa, 25 % de turba rubia, 5 % de arena fina de río, 5 % de caliza molida. (Vedder, 1986). En la experiencia práctica se logro buenos resultados en mantener un p.H adecuado y buena retención de agua con el empleo de 24 pacas de peat moss de 3.8 pies cúbicos y 800 kilos de carbonato de calcio en presentación comercial clasificación fina, sin embargo cabe hacer mención que el p.H puede variar debido a la presentación comercial del calcio, para lo cual pueden hacerse pruebas con diferentes presentaciones según la clasificación del lugar donde se adquiera este material. A partir de estos datos puede prepararse la cantidad de tierra que se requiera y en caso de tener excedentes, puede conservarse cubriéndose con plástico en un lugar limpio para una operación de cobertura posterior.

Fuente: MANUAL PRÁCTICO DE PRODUCCIÓN COMERCIAL DE CHAMPIÑON APUNTES, RECOPILACIÓN DE DATOS Y EXPERIENCIAS ADQUIRIDAS EN EL CULTIVO COMERCIAL DE CHAMPIÑONES ING. FRANCISCO FERNANDEZ MICHEL GUADALAJARA, JALISCO . MÉXICO -