DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD

DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD
Apertura al Misterio:
Expresión introducida por el filósofo Martín Heidegger, para representar una disposición permanente de apertura al sentido oculto del mundo, a lo que se muestra y al mismo tiempo se retira. Etimológicamente misterio es algo oculto, escondido, no evidente ni diáfano a la luz física. Perfectamente esta expresión puede considerarse el equivalente filosófico del concepto de apertura a la experiencia, (ver).

Aprecio Positivo Incondicional:
El psicólogo humanista Carl Rogers afirma que una persona sana y bien desarrollada percibe todo su ser de un modo positivo, y no está preocupada por acciones o reconocimientos puntuales. Con el fin de lograr este nivel de desarrollo, se requiere de un clima de aprecio positivo incondicional, es decir, un ambiente en el que las personas se sientan valoradas ampliamente con independencia de que sus comportamientos específicos puedan ser aprobados o rechazados. De acuerdo a este principio, se critican o reprueban las acciones y no las personas.

Aprendiz Creativo:
Según Kimberly Selzer y Tom Bentley, son cuatro las capacidades que deben poseer las personas que deseen aprender creatividad: 1. La capacidad de formular nuevos problemas en lugar de depender de otros para definirlos. 2. La capacidad de transferir lo que se aprende de unos contextos a otros. 3. La capacidad de reconocer que el aprendizaje es un proceso incremental que regularmente implica cometer errores. 4. La capacidad para concentrarse en la persecución de un objetivo o en un conjunto de ellos.

Aprendizaje Generativo - Reproductivo:
Reproducir equivale a aprender algo que ya existe, que está incorporado en la cultura.
En este caso hay un aporte para la persona que aprende, pero sin que el entorno se beneficie por obra del esfuerzo realizado. Lo que está en juego en este caso es la adquisición de perspectivas, métodos y reglas diseñadas para tratar con situaciones conocidas y recurrentes. Es la experiencia acumulada que se recoge y reutiliza. Este tipo de aprendizaje reproductivo es indispensable, pero insuficiente. El acceso al conocimiento disponible de manera reflexiva, es una condición básica para un desempeño eficiente en la época actual. Hablamos entonces de aprendizaje generativo para aludir a un proceso que contempla la construcción de nuevos conocimientos y métodos, así como a la identificación de nuevas aplicaciones. Se trata por tanto de un aprendizaje creativo, en cuanto utiliza la búsqueda de resultados originales y relevantes como una de sus categorías claves de trabajo.

Aprendizaje para Crear:
A partir de aportes teóricos y empíricos sobre creatividad, la psicóloga Isidora MENA propone cuatro principios que permiten definir un aprendizaje para crear, y luego planificar su enseñanza. 1. Primer principio: el aprendizaje que permite crear involucra la comprensión en profundidad de un saber, junto con sus tensiones y relaciones esenciales. 2. Segundo principio: el aprendizaje que permite crear comprende un saber específico en el contexto de otros saberes que lo contextualizan. 3. Tercer principio: el aprendizaje que permite crear exige visualizar cada saber en un escenario de dimensiones múltiples. 4. Cuarto principio: el aprendizaje que permite crear permite extraer lo central de un saber y aplicarlo en campos distantes.

Apropiación Cruzada:
Ver hacer historia.
Aproximación Historiométrica:
Los estudios realizados desde la tradición cognitiva, o centrados en aspectos como la personalidad o la motivación, caracterizan las investigaciones en el área de la creatividad. Una perspectiva adicional, menos conocida, es la aproximación historiométrica asociada al trabajo del psicólogo Dean Keith Simonton. Se trata principalmente de un método de investigación consistente en formular los problemas y buscar luego los datos cuantitativos que puedan ayudar a resolverlos. Como resultado de estos estudios se puede afirmar, por ejemplo, que la máxima creatividad en términos promedios tiene lugar entre los 30 y los 39 años, pero con variaciones importantes según los distintos campos. Los poetas y matemáticos alcanzan su apogeo entre los 20 y los 40 años, en tanto que los historiadores o los filósofos suelen tener su mejor momento creativo en edades muy tardías. (Ver envejecimiento creativo).
Fuente: DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD
Conceptos y Expresiones Habituales de los Estudios Sobre Creatividad

Ricardo López Pérez