CULTIVO DE CAMARÓN BLANCO Penae Introducción parte 2


MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DE
CAMARÓN BLANCO Penae
Introducción parte 2
Por el contrario, la captura de camarón que hasta inicios
de la década del 2000 fue estratégica para Centroamérica,
cada año es menor debido a los problemas de sobreexplotación
de la pesquería y pese a las medidas de ordenación
implantadas. Es así que la producción se redujo de 15,017
TM en el año 2000 (3.8% de la producción regional) a
8,775 TM en el 2007 (2% del total Regional), mientras que
el cultivo de este mismo recurso aumentó de 25,435 TM
(6.5% de la producción) a 71,134 TM (16.4% del acumulado
regional) durante el mismo período (OSPESCA, 2009).
Muchos de los problemas asociados con la acuicultura,
resultan de deficiencias en la planificación y construcción
del proyecto. Al respecto, la FAO indica que las granjas de
camarón se deben localizar de acuerdo con la planificación
y el marco legal en lugares ambientalmente adecuados, haciendo
uso eficiente de los recursos agua y suelo y, conservando
la biodiversidad, hábitats ecológicamente sensibles y
funciones del ecosistema. Lo anterior, reconociendo otros
usos del suelo y que otras personas y especies dependen
de estos ecosistemas.
Como respuesta a las demandas actuales de la Región
Centroamericana en el campo de la sanidad acuícola, fue
creado el Grupo Ad hoc del Programa de Sanidad Acuícola
del OIRSA/OSPESCA-PRIPESCA, cuyo objetivo general es
disponer de forma permanente con un equipo técnico especializado
en el área de Sanidad Acuícola, dirigido por el
Programa de Sanidad Acuícola de la Coordinación Regional
de Salud Animal del OIRSA. Los objetivos y actividades del
Grupo Ad hoc están inmersos en las estrategias de la Política
de Integración de Pesca y Acuicultura del Istmo Centroamericano.
En términos de participación, los países que
integran OIRSA son Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala,
Honduras, Nicaragua, Panamá, México y República
Dominicana. Los países miembros de OSPESCA son los
mismos exceptuando México.
Ambos Organismos (OIRSA/OSPESCA) han unido esfuerzos
internacionales para el mejoramiento y la optimización
de las actividades del sector camaronero en los países de
la Región. Para ello, han desarrollado un importante despliegue
técnico y logístico para la elaboración del presente
“Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del
camarón blanco Penaeus vannamei”, documento dirigido
a productores, técnicos, estudiantes, profesores universitarios,
profesionales de áreas afines y entidades privadas y
oficiales de los países miembros de estos Organismos.
Existen diferentes versiones diseñadas e implementadas
para mejorar las prácticas de manejo en el cultivo de camarón
a nivel mundial, pero básicamente todas comparten
los mismos principios y enfoques, con diferencias que se
deben a las características particulares de los países o regiones
en donde han sido publicadas.
Todas las granjas de camarón deben cumplir con las regulaciones
nacionales, regionales e internacionales aplicables a la industria camaronera, en lo relacionado con lo ambiental, sanitario, inocuidad, social, laboral y de tenencia
de tierras. Las BPM no son procedimientos cuantitativos ni
estáticos, no pueden ser codificados como una regulación
permanente. Tienen la intención de guiar la actividad camaronera
para maximizar su eficiencia, garantizar la sostenibilidad
y minimizar los impactos ambientales y sociales,
considerando siempre la inocuidad del producto.
Fuente: Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, A. De Gracia y O. García Suárez. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSAOSPESCA,
C.A. pp. 132.