DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD Ejercicios de Creatividad

 DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD
Ejercicios de Creatividad:
Genéricamente se designan como ejercicios de creatividad a una serie de actividades simples de carácter lúdico, destinadas poner a prueba a las personas, en forma individual o colectiva, en algún aspecto propio de la creatividad, como fluidez, flexibilidad, originalidad o conectividad (ver). Ejercicios de este tipo muy conocidos y de fácil aplicación, son enumeración y usos no habituales (ver). El especialista Mauro Rodríguez les asigna gran importancia en el desarrollo de la creatividad. Afirma que un buen repertorio de ejercicios puede cumplir los siguiente objetivos: 1. Aumentar la
capacidad para producir nuevas ideas. 2. Mejorar la capacidad de aplicar y utilizar nuevas ideas. 3. Adoptar un enfoque innovador, superando la resignación y la rutina. 4.
Romper patrones de pensamiento esteriotipados y rígidos. 5. Interactuar satisfactoriamente con el entorno, resolviendo problemas y tomando decisiones adecuadas. 6. Adquirir la capacidad de pensar en términos de proceso, ir al interior de las cosas y no quedarse en la superficie. 7. Desarrollar técnicas para afrontar situaciones difíciles y aparentemente insolubles.

Elaboración:
Capacidad para desarrollar un proyecto hasta sus más finos detalles, con diversidad de implicaciones y consecuencias. Muchos sostienen que la elaboración debe ser incluida en la lista de indicadores básicos de pensamiento creativo (ver).

Emancipación:
Ver intereses de conocimiento.

Empatía:
Concepto popularizado por la psicología humanista para expresar un estado en el cual una persona penetra en el mundo de otra. Significa vivir temporalmente su vida, advertir cómo siente y piensa, aproximarse a sus percepciones, sus gustos, sus valores.
La empatía consiste en aceptar sin enjuiciar, por tanto, empatizar significa comprender, aceptar, pero en ningún caso emitir juicios diagnósticos, estimativos o valóricos.

Emprendedor:
Equivale a considerar el mundo que nos rodea como algo que jamás alcanza su forma definitiva, de manera que siempre hay espacio para nuevas proposiciones y permanentemente queda mucho por hacer. Este concepto surgió desde el ámbito de los negocios, en donde emprendedor se define como alguien que dedica el tiempo y esfuerzo necesarios para crear algo diferente, con valor, asumiendo los riesgos financieros, físicos y sociales involucrados, a fin de lograr resultados en términos de satisfacción personal y monetaria. Se habla también de espíritu emprendedor.

Empresa:
Los caballeros andantes de la Edad Media tenían por costumbre pintar en sus escudos unas figuras, verdaderos designios, que se llamaban empresas. En cada caso era un símbolo enigmático para los demás, puesto que su significado solamente era conocido por el autor. Ayudaba a trazar el camino, orientar la marcha, y por sobre todo dar sentido a la existencia del caballero. Contemporáneamente, la palabra ha tomado otros significados, pero desde la perspectiva de la creatividad reparar en su raíz nos permite apuntar sobre un aspecto esencial de todo propósito con el cual se adquiere un compromiso fundamental. En la actualidad es habitual hablar de emprendedor o espíritu emprendedor (ver).

Fuente: DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD
Conceptos y Expresiones Habituales de los Estudios Sobre Creatividad
Ricardo López Pérez

Entradas populares de este blog

DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD D Dada: