La Guía de Negocios Orgánicos Administración del Flujo de Caja

Resultado de imagen para negocios organicos   Resultado de imagen para negocios organicos

La Guía de Negocios Orgánicos
Administración del Flujo de Caja
Para cualquier actividad empresarial, es importante planificar las necesidades financieras a fin de no
sufrir de escasez de capital durante el proceso de producción o comercialización, lo que bloquearía las actividades del negocio. A lo largo del año ocurren cambios significativos en el flujo de caja. La mejor manera de tomar conocimiento sobre las necesidades financieras es mediante la planificación del flujo de entrada y salida de caja en forma mensual (Tabla 6). Usted tiene que pagar a su personal de oficina y de campo sobre una base mensual. Algunas empresas ofrecen a sus agricultores orgánicos insumos tales como semillas y fertilizantes orgánicos al inicio de la temporada. Puede ser una inversión que tarde 10 meses para que retorne a su cuenta bancaria. Normalmente, usted necesita más dinero para pagar a los productores durante la entrega de sus productos, mientras que sólo recibirá los pagos de sus clientes luego de pasado algún tiempo. Usted tendrá que cubrir el período entre los gastos e ingresos, para lo cual necesitará capital adicional de trabajo. Al planificar su flujo de caja sobre una base mensual, puede determinar la cantidad de capital en “moneda extranjera” que necesita, y por cuánto tiempo lo necesita. Como el interés es alto, cuando más pequeña sea la cantidad y más corto el lapso de tiempo para el cual lo necesita, mejor.
Las proyecciones del flujo de caja, tal como señalada la tabla 6, también son utilizadas para solicitar
un préstamo comercial de un banco (ver capítulo 6.5).
Un plan de flujo de caja se refiere a los pagos entrantes y salientes y no con los ingresos y gastos. Por
ejemplo la depreciación de un automóvil es un costo, pero no un pago en efectivo. Por consiguiente,
no aparecerá en la planificación del flujo de caja, pero si en el balance de pérdidas y ganancias y en
la cuenta de resultados. Al organizar el flujo de caja siempre pregúntese si los artículos que está
presupuestando ocasionarán un cambio real en su saldo de ese mes.
La figura 14 muestra la situación de liquidez de una unidad de producción de hortalizas orgánicas
antes de conseguir financiación externa. Ellos exportan parte del año a través de envíos semanales.
Esto significa que el dinero retorna con bastante regularidad y el requerimiento de liquidez no es
elevado. Sin embargo, necesitan una financiación para su flujo de caja durante los primeros seis
meses.
Financiación del negocio orgánico
No existen muchas empresas que cuenten con suficiente capital de trabajo para financiar por sí
mismos su negocio. Algunas personas consideran que el éxito de un buen empresario depende de
que tan buen financista sea.
Una organización de productores o una empresa, necesita generalmente capital para los siguientes
fines:
•• Inversiones (edificios, camiones, motos, muebles, computadoras, equipos de procesamiento, etc.)
•• Capital de trabajo (pago de personal, gastos operativos de la empresa, insumos)
•• La financiación comercial para la compra de la cosecha
•• Capital para superar las pérdidas iniciales
Existen varias maneras de atraer o generar capital para estos fines, y la mayoría de las empresas
utilizan una mezcla de ellos. Las posibles fuentes de financiación son:
•• Capital Propio
•• Préstamos de familiares y amigos
•• Productos entregados a crédito por los agricultores
•• Pagos adelantados de su cliente
•• Préstamo de una institución financiera
•• Donaciones
Capital propio
Su propio capital es la fuente más confiable, porque usted posee un total control sin costos asociados.
Hay diferentes formas de generar capital propio:
Reservas financieras acumuladas a través de las ganancias de temporadas anteriores. Estas tienen que estar bien vigiladas hasta que dichos fondos sean requeridos.
Patrimonio de los miembros: La mayoría de las cooperativas solicitan a sus miembros que paguen una tasa cuando se convierten en miembros. También puede ser en forma de producto. Esta tasa se registra bajo el nombre del miembro depositario como patrimonio de la cooperativa. La membresía le da derecho a él o ella a una parte de los beneficios de la cooperativa, a menos que la asamblea general decida mantener el dinero en la cooperativa. Los beneficios pueden ser pagados en función del valor de la cuota, o se basará en la cantidad del producto que el miembro entrega a la cooperativa. Provisiones adecuadas necesitan ser establecidas para el caso que un miembro muera, o desea abandonar su membresía.
La ventaja del patrimonio de los miembros es que establece un compromiso de los productores hacia su cooperativa. También significa que buscarán influir en la toma de decisiones de la cooperativa.
Capital social: Si no es una cooperativa, sino una empresa, puede buscar inversores externos que deseen invertir en su empresa. Mediante la emisión de acciones a cambio de la inversión de éstos, se les otorga parte de la propiedad de la empresa. Por lo general, necesita convencerlos a través de un plan de negocios.
Sería recomendable crear un reglamento para la repartición de beneficios entre los accionistas, y sobre la influencia de estos accionistas en la estrategia de la empresa o en su dirección. Los inversores pueden llegar a tener una influencia positiva en su empresa, ya que suelen ser experimentada gente de negocios, como por ejemplo, el principal importador de su producto. Existen incluso fondos para estimular este proceso, como el Programa de Inversión del Sector Privado de los Países Bajos37.
Existen también capitalistas de riesgo que desean invertir en negocios prometedores de los llamados mercados emergentes38, e instituciones financieras que se centran en inversiones sostenibles.

Fuente: La Guía de Negocios Orgánicos
Desarrollar cadenas de valor sostenibles
con pequeños agricultores
Bo van Elzakker y Frank Eyhorn

Entradas populares de este blog

DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD - Desesperanza Aprendida