DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD

DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD
Asombro:
En su sentido original, sin sombra. Cuando Aristóteles explica el origen de la filosofía, sostiene que los primeros pensadores, creadores de algunas teorías sobre el origen de la materia y el universo, actuaron movidos por el asombro y la sorpresa que les provocaba el espectáculo de la naturaleza. Ellos se niegan a ver el acontecer como la manifestación de historias representadas por seres sobrenaturales, y ya no repiten simplemente lo que siempre se ha contado, sino que cada uno elabora una explicación y comparece con su nombre, haciéndose responsable de lo que afirma. Sin esa energía básica el espíritu humano no se hubiese desplegado como lo conocemos. Esta concepción está presente en el campo de la creatividad, y es un aspecto a tener en cuenta para explicar los orígenes de este fenómeno.
Atenea:
En la mitología griega Atenea es la diosa de la inteligencia, la misma que los romanos llamaban Minerva. El mito cuenta que nació de la cabeza de Zeus en estado adulto vestida con una reluciente armadura, protegiéndose con un yelmo de oro y sosteniendo en sus manos un escudo y una lanza. Desde el primer instante fue una divinidad de inteligencia rápida y espíritu fuerte, cuya cualidad era evitar el ejercicio de la fuerza y apoyarse en la razón. Representaba la lucha racional y justa, cuyo objetivo era defender ideales elevados, divulgar la cultura, establecer la paz y asegurar el orden. Dio nombre a la más brillante polis de la Grecia Clásica, que celebraba cada cuatro años y por cuatro días las fiestas panateneas en su homenaje. Fue reconocida como la diosa de las artes, sabiduría y fertilidad. Fue también protectora de los carpinteros. Sus brillantes ojos capaces de ver aún en la oscuridad, hicieron que se la comparara con la sabia lechuza. En esta historia hay varios hechos que son importantes: 1. En primer lugar, Atenea nace de la cabeza de un hombre, un lugar asociado a la razón y no a los afectos.
En la mitología romana este efecto se refuerza ya que Minerva tiene la misma raíz que la palabra mens. 2. En seguida, esta figura que emerge con vestidos de mujer y armas de hombre, no tiene niñez ni juventud. Surge en estado adulto, sin recuerdos, y sin historia personal. 3. Por último, se niega a la experiencia de la vida afectiva, manteniéndose alejada de la inmensidad y el riesgo del encuentro humano, y permaneciendo inmaculada. A partir de esta imagen se construye una tradición en la que la inteligencia aparece como una capacidad orientada en la dirección del cálculo, de la satisfacción eficiente de necesidades, del ajuste de recursos y medios destinados a fines determinados, pero divorciada de la vida afectiva, de las necesidades del cuerpo y de la interacción.
Autoestima Positiva:
La autoestima es la valoración que una persona hace del conjunto de percepciones, actitudes, valores y juicios que tiene sobre sí misma. La autoestima es positiva cuando la persona ha logrado aceptarse a sí misma con sus debilidades y fortalezas. Según Carl Rogers esto permite una serie de beneficios: mayor autocomprensión, comodidad consigo mismo, seguridad y confianza, menor vulnerabilidad frente a la crítica y el fracaso, menos sentimientos de culpa, confianza en las propia percepciones, y la posibilidad de evaluar con un juicio personal.
Autonomía:
Alude a una condición en la cual no se depende de otros. Es la capacidad que permite ser independiente y confiar al máximo en uno mismo. Auto significa que tiene su propio movimiento, y nomos, palabra que proviene del griego, significa norma.
Aplicada a una persona tiene el sentido de autodeterminación. Nombra la capacidad para actuar desde sí mismo, con motivaciones personales y bajo principios libremente asumidos. También se habla de autonomía en relación a una sociedad, cuando existe una personalidad social distintiva o una identidad cultural clara.
Fuente: DICCIONARIO DE LA CREATIVIDAD
Conceptos y Expresiones Habituales de los Estudios Sobre Creatividad

Ricardo López Pérez