MANUAL PRÁCTICO DE PRODUCCIÓN COMERCIAL DE CHAMPIÑON


MANUAL PRÁCTICO DE PRODUCCIÓN COMERCIAL DE CHAMPIÑON
RIEGOS Existen diversas formas de aplicar los riegos, en la experiencia personal se ha observado que dependiendo de los materiales utilizados y los porcentajes necesarios para la preparación de la tierra de cobertura, van a determinar el tipo de riego y la cantidad de agua necesaria para un óptimo riego sobre la capa de tierra de cobertura. Uno de estos casos puede ser cuando la presentación del carbonato de calcio es cambiada de polvo a granulado, en la cual se observa como la tierra de cobertura presenta perdidas mayores de agua por la evaporación y la filtración hacia la composta, siendo necesario optar por aplicar riegos muy ligeros y más continuos. Es conveniente agregar el agua a la tierra de cobertura en varios riegos, esto evitara la compactación de la superficie debido al golpe de las gotas de agua sobre ésta.
Steineck (1987) menciona que desde un principio debe saturarse con agua la tierra de cobertura, con lo cual se evita que un riego intenso posterior, ocasione el enfangado de la superficie y con ello se dificulte el intercambio gaseoso. En la fase de formación de los cuerpos reproductores deben mantenerse bajas la humedad ambiental y la temperatura.
Vedder (1986) opina que durante los tres días siguientes a la cobertura, se proporcione a la tierra el grado apropiado de humedad. Dependiendo de la humedad de la tierra, en el momento de cubrir habrá que regar 4 - 5 veces durante los 3 o 4 primeros días, de forma que se suministren de 5 a 8 litros de agua por metro cuadrado para unos 100 Kg. de composta. En la experiencia personal se observó que los riegos a la tierra de cobertura se pueden iniciar desde el primer día de haberse cubierto con tierra el sustrato, esto dependerá de la cantidad de agua que se le aplico al momento de su preparación y del medio ambiente exterior. La cantidad de litros de agua promedio por metro cuadrado de cultivo fue de 21 litros hasta antes de la cosecha Los riegos deberán ser ligeros y evitar que el agua golpee directamente la superficie de la tierra.
Existen otras formas de riego, los cuales están pensados para cada sistema de producción.
Pueden ser “Árboles de Riego” para regar al mismo tiempo varios niveles.
O puede hacerse nivel por nivel y en caso de necesitarse, auxiliarse con un depósito portátil de agua con una bomba sumergible.
INDUCCION La inducción se refiere al momento en que el micelio pasa de un estado vegetativo a un estado productivo es conocido también como “Barrido”, “Termoshock”, “Iniciación” o “Flush”. Para que esto suceda es necesario llevar a cabo acciones como las siguientes: Disminuir la temperatura del cuarto de 28°C –26°C a 16°C- 14°C y el porcentaje de CO2 a la mínima concentración.
Para disminuir la temperatura puede ventilarse día y noche y dependiendo de la estación del año se podrá lograr restar los grados de temperatura necesarios en un promedio de 2 a 4 días y en el caso de la disminución del CO2 se logra en cuestión de minutos ya que el caudal de aire calculado para un óptimo manejo de ventilación en el cultivo de champiñón es de ocho cambios por hora. Los riegos son mínimos en esta etapa, ya que si llega a excederse este, es probable que se pueda perder la primera cosecha, por ello se estuvo supervisando que el contenido de agua durante la cobertura fuera constante.
Si es necesario regarse debido a que se nota que a la superficie de la tierra le falta agua, es conveniente aplicarla con un riego con nebulizador para no dañar el micelio El tiempo en la que el micelio es afectado para iniciar la formación de los primordios es instantáneo pero se empiezan a observar pequeños nódulos de color blanco brillante sobre la superficie a partir de 4 - 5 días de haberse iniciado el termoshock. Al cabo de 11 días podrá tenerse la primer cosecha u “oleada” como se le conoce coloquialmente entre los productores.
Esta suele ser una de las etapas más críticas de decisión de tratamiento para los que inician el aprendizaje de la producción de champiñones. Los riegos pueden realizarse hasta tres días antes de la cosecha, procurando que se ventile todo el tiempo, de no hacerse así aparecerán enfermedades bacterianas que manchan y merman considerablemente la producción

Fuente: MANUAL PRÁCTICO DE PRODUCCIÓN COMERCIAL DE CHAMPIÑON APUNTES, RECOPILACION DE DATOS Y EXPERIENCIAS ADQUIRIDAS EN EL CULTIVO COMERCIAL DE CHAMPIÑONES ING. FRANCISCO FERNANDEZ MICHEL GUADALAJARA, JALISCO . MÉXICO - FEBRERO / 2005