GUÍA DE ACTIVIDAD EMPRESARIAL TALLER PROFESIONAL DE CONFECCIÓN EN TEJIDO PLANO


GUÍA DE ACTIVIDAD EMPRESARIAL TALLER PROFESIONAL DE CONFECCIÓN EN TEJIDO PLANO
Descripción del servicio y clientes potenciales

DESCRIPCIÓN DEL SERVICIO                           CLIENTES POTENCIALES
 Confección en serie de prendas tales como prendas de vestir y uniformes (fabricación ropa exterior masculina y femenina – ropa de bebe – ropa de trabajo y deportiva)

                                     Comercializadoras internacionales y nacionales de marca propia
Precio
¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para establecer un precio? ¿Cómo se fija el precio de mis productos? Los talleres profesionales a la hora de fijar un precio deben tener en cuenta que este, además de absorber los costos de producción tiene que generar un margen de beneficio. En el proceso de negociación para fijar un precio normalmente se hace directamente con la empresa-cliente, lo normal es que se facture por unidad confeccionada teniendo en cuenta el tiempo estándar de la prenda y el valor del costo por minuto en tejido plano y la dificultad del diseño. Es importante al momento de realizar una negociación, tener en cuenta la capacidad de producción en minutos, el número de operarios y el plazo de entrega; ya que puede suceder que se requiera de horas extras para cumplir con el pedido y esto incrementa los costos de producción. Hay una gran variedad de precios existentes dependiendo de los factores competitivos con los que cuente el taller, teniendo en cuenta la empresa con que se contrata, el nivel de confianza, el tiempo de relación empresarial entre el taller y la empresa comercializadora, posicionamiento de la marca, entre otros factores.
Fuerza de ventas
¿De qué alternativas se dispone para colocar el servicio en el mercado? ¿Cómo se realiza la venta del servicio? Los principales clientes de los talleres profesionales de confección en tejido plano son las medianas y grandes empresas comercializadoras de moda. No se puede hablar de un sistema de distribución como tal, sino de un proceso para la recogida y entrega de las piezas y prendas de vestir ya terminadas respectivamente. Normalmente son las comercializadoras las que se encargan de entregarles a los talleres las piezas sobre las que estos deben trabajar. Una vez finalizado el proceso de confección y realizado todo el trabajo, de pulido, planchado y empaque; el cliente vuelve nuevamente al taller para recoger el pedido. Este servicio podría ser asumido también por el taller profesional, el cual reclamaría las piezas directamente al comercializador sin necesidad de que este se desplace y posteriormente entregaría las prendas donde el cliente se lo solicite; es decir, se encargará de la recogida y repartición de pedidos. Es de destacar la importancia de esta mejora continua de gestión en la recepción y distribución de piezas y prendas actuales de los talleres, constituyendo una oportunidad de situarse en mejor posición que sus competidores directos. En relación a la planta, la ubicación es un factor importante en la medida que los posibles clientes se inclinan preferentemente por talleres próximos o localizados en zonas de concentración industrial. Por lo tanto, la localización constituirá un elemento competitivo y seductor para las empresas-clientes en la selección de sus nuevos talleres.
Durante los primeros meses el emprendedor deberá dedicar gran parte de su tiempo a visitar su mercado objetivo, con el fin de conseguir clientes y establecer acuerdos. En este sentido, los contactos son de vital importancia.

Fuente: GUÍA DE ACTIVIDAD EMPRESARIAL TALLER PROFESIONAL DE CONFECCIÓN EN TEJIDO PLANO