GUÍA DE ACTIVIDAD EMPRESARIAL TALLER PROFESIONAL DE CONFECCIÓN EN TEJIDO PLANO 5.2.1.6 Instalaciones


  

GUÍA DE ACTIVIDAD EMPRESARIAL TALLER PROFESIONAL DE CONFECCIÓN EN TEJIDO PLANO

5.2.1.6 Instalaciones
Los talleres de confección actuales no tienen unas instalaciones físicas adecuadas para
el buen desarrollo de la actividad empresarial y productiva, habitualmente son
espacios muy pequeños en los cuales la maquinaria no esta distribuida de manera
óptima, el ambiente se hace pesado por el hacinamiento de las personas que trabajan
allí, disminuyendo la productividad y el deterioro del ambiente de trabajo. Es algo
usual que en las fami y microempresas se mezcle aspectos del hogar con el negocio;
fuerte evidencia son las instalaciones, pues muchas de estas empresas tienen el taller y
su hogar en el mismo lugar, sin diferenciar lo uno de lo otro, lo cual no es adecuado.
Por lo anterior, se hace indispensable definir el espacio donde estará delimitadas las
diferentes zonas de trabajo: zona de maquinaria, zona de planchado y de pulido, zona
de provisión de piezas clasificadas e insumos y zona de recolección de prendas, que a
su vez soporta la actividad de recepción de piezas y despacho del producto final. Espacios que pueden estar fijados en torno a los 40 m2. Área significativa para albergar a por lo menos 10 trabajadores. Otro de los aspectos a señalar es que algunos de los puestos de trabajo puede que periódicamente quede ocioso en algún momento, dado a que se destina a efectuar un tipo concreto de operación. De todas formas, habrá demanda de algunas actividades que requieran de maquinaria especifica para su desarrollo; requerimientos que deben ser analizados y tenidos en cuenta en la planificación de las instalaciones y de los mobiliarios precisos, e incrementar así en la medida de lo posible, su capacidad productiva y atender con ello, las necesidades de las empresas-clientes.
5.2.2 Análisis de los competidores potenciales.
¿Qué barreras de entrada y salida existen en la actividad? Los talleres no profesionales de confección presentan entre ellos mismos una fuerte competencia por el precio por prenda que cobran a sus empresas-clientes, lo que perjudican enormemente la actividad de los talleres profesionales y no profesionales. El taller profesional sólo presenta competencia de precios con talleres que tienen características organizativas y productivas similares que los hace atractivos a la empresa-cliente frente a talleres no profesionales. La actualización tecnológica de los talleres profesionales se convierte en un referente empresarial para los demás talleres profesionales y no profesionales, al ser un factor dinamizador.
Las barreras de entrada y de salida afectan al nivel de competencia de un mercado porque, según su intensidad, aumentan o disminuyen su atractivo. Para que entienda
el efecto de las barreras sobre el mercado le vamos a poner un ejemplo: si las barreras de entrada son bajas habrá muchos emprendedores dispuestos a iniciarse en la actividad, si a esto se le añade un alto número de empresas ya existentes y unas barreras de salida altas, usted se encontrará con una competencia intensa. La simplicidad de la tecnología y los mínimos requerimientos de capacidad instalada hacen que esta industria sea eminentemente competitiva, y se puede afirmar, que para los talleres profesionales de confección en tejido plano, las barreras de entradas para iniciar su negocio son de una intensidad media-baja. La principal barrera, se presentan en los talleres profesionales de confección en tejido plano es que requieren de una alta inversión en activos fijos (maquinaria, equipo, infraestructura) para su puesta en marcha. Otra barrera en el inicio de sus actividades se puede presentar dificultades para captar clientes si no se tiene una gestión comercial y canales de promoción de los servicios adecuados, mientras son conocidos y se posicionan en el mercado. De igual forma, las barreras de salida para abandonar su actividad son de una intensidad media-baja. Tenga en cuenta que si desea abandonar la actividad y su maquinaria no es altamente especializada, puede venderla fácilmente y su venta no representa mayor devaluación; la existencia de un mercado de maquinaria de segunda bien desarrollado le da facilidad al propietario de venderla; lo que se consideraría que su barrera puede ser baja.
Otra barrera de salida puede ser que el propietario haya solicitado un préstamo bancario y todavía no lo haya terminado de pagar, lo que complica la posibilidad de abandonar la actividad sumado a los costos de indemnización que tendría hacia sus empleados; factores que hace de su barrera de salida sea de intensidad media.
Fuente: GUÍA DE ACTIVIDAD EMPRESARIAL TALLER PROFESIONAL DE CONFECCIÓN EN TEJIDO PLANO