La Guía de Negocios Orgánicos 2 Producción Orgánica y Comercio Justo



La Guía de Negocios Orgánicos
 2 Producción Orgánica y Comercio Justo
 En el siguiente capítulo encontrará un resumen de lo que necesita saber de agricultura orgánica, Comercio Justo, y acerca de lo que puede esperar al ingresar en este tipo de negocio. También se le brinda una visión general de las diferentes normas y opciones de certificación para producción orgánica, Comercio Justo e iniciativas sostenibles relacionadas. 2.1 ¿Qué es la producción orgánica? La comprensión más sencilla sobre agricultura orgánica es “Ningún pesticida químico + Ningún fertilizante químico + Certificación = Un precio con premio”. Puede ser una fórmula útil para comenzar, pero producción orgánica es realmente mucho más que esto. Mientras los agricultores no se ocupen de la fertilidad del suelo o de los problemas de plagas, no se tiene un negocio sostenible. Usted puede comenzar con una situación de ser ‘orgánico de hecho’ pero muy pronto necesitará movilizarse hacia una agricultura con enfoque orgánico. En este punto, se busca un sistema de producción agrícola sostenible que se base en los procesos ecológicos, sin el uso de insumos químicos u organismos genéticamente modificados, con el fin de producir alimentos seguros y de alta calidad. La Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM), define la agricultura ecológica como sigue1: “La agricultura orgánica es un sistema de producción que conserva la salud de las personas, del suelo y el ecosistema. Se basa en los procesos ecológicos, la biodiversidad y los ciclos adaptados a las condiciones locales, en lugar de insumos con efectos adversos. La agricultura orgánica combina tradición, innovación y ciencia para beneficiar el ambiente y promover las relaciones justas y una buena calidad de vida para todos los involucrados”. El significado práctico del diseño de un sistema de producción orgánica y los desafíos que deben ser abordados, se describe en detalle en el capítulo 5. Las normas y su aplicación Desde la década de los 90, la producción y el comercio orgánico se han convertido en una industria. Con el fin de proteger a productores y consumidores de reclamos fraudulentos, surgió la necesidad de regular el uso de la etiqueta orgánica. En un proceso continuo de participación, el movimiento orgánico internacional ha definido la agricultura orgánica como un conjunto de principios y normas2. Estos forman la base para muchas reglamentaciones a nivel nacional (por ejemplo la norteamericana NOP, la Japonesa JAS o la de India NPOP) a nivel regional (regulaciones EU) y a nivel internacional (Codex Alimentarius), así como también etiquetas privadas (Soil Associaton, Naturland, BIO SUISSE, etc.). Hay normas orgánicas para la producción vegetal, crianza de animales y para recolección de productos silvestres. Las normas orgánicas no sólo se refieren a la
 ----------------------------------------------------------------------- 1 www.ifoam.org/growing_organic/definitions/doa/index.html 2 www.ifoam.org/about_ifoam/standards/norms.html
 -------------------------------------------------------------------------
producción agrícola primaria, sino que además incluyen las normas para el procesamiento y etiquetado. También existen reglas para mantener separados los productos orgánicos de los convencionales, de modo tal que se evite la contaminación o mezcla. Todas estas normas y regulaciones son requisitos mínimos. No estaría mal ir más allá del requisito mínimo, pues una gran cantidad de compradores y consumidores ciertamente lo agradecerán! La inspección y certificación realizada por una tercera entidad independiente, garantiza que los productos etiquetados como orgánicos realmente cumplan con los requisitos de la norma. Para las empresas que requieren vender sus productos como orgánicos en los mercados internacionales, la certificación, según la norma que corresponda, es una necesidad. En una situación en la que se comercializa la producción de un gran número de pequeños agricultores, se utilizan sistemas de certificación grupal basados en un Sistema de Control Interno (SCI), (ver capítulo 8.1). Los Sistemas de Garantía Participativa (SGP) han evolucionado como una alternativa de la certificación formal, en situaciones en donde los productores venden directamente al consumidor en los mercados locales3. Mientras que en la mayoría de los mercados existen logos nacionales que son de uso gratuito, el vínculo con un organismo de certificación específico permite el uso de sus logotipos (por ejemplo, Soil Association del Reino Unido o Naturland de Alemania). Esto puede tener ciertas ventajas para la comercialización del producto. Fuente: La Guía de Negocios Orgánicos Desarrollar cadenas de valor sostenibles con pequeños agricultores Bo van Elzakker y Frank Eyhorn