EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei 2.1.4 Responsabilidad social


MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS
DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL
CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei
2.1.4 Responsabilidad social
Una BPM de las granjas es la proyección o reflejo de sus
actividades dirigidas hacia la comunidad, involucrando a
sus trabajadores en la identificación de problemas de índole
social, ambiental, salud, educación, sanidad y comunicación,
entre otros y convertirlos en actores de la búsqueda
de soluciones. Así mismo, la empresa debe involucrarse en
actividades sociales que desarrollan las comunidades y que
aportan al bienestar sociológico de sus empleados, promoviéndose
con esto una integración entre las dos partes, en
los aspectos socioculturales asociados a la vida cotidiana de
sus trabajadores (Figura 7).
La responsabilidad social incluye los compromisos de la
empresa con los empleados, los cuales usualmente no son
normados o no obedecen al cumplimiento de leyes. La industria
del cultivo de camarón se debe desarrollar y operar
de una forma socialmente responsable, que beneficie tanto
a las empresas como al trabajador, a las comunidades locales
y al país.
Buenas Prácticas de Manejo (BPM) para los aspectos sociales
c Evitar conflictos con las comunidades locales que puedan
resultar del desarrollo de la granja de camarón y la
operación y, asegurar que el desarrollo de la acuicultura
sea benéfica para el productor y la comunidad. Para
ello y en la medida de las posibilidades, se recomienda
garantizar puestos de trabajo, realizar obras sociales
de programas de excelencia, bonificaciones y reconocimientos
c Las empresas camaroneras deben dotar a sus trabajadores
con la indumentaria y elementos de seguridad
apropiados para cada una de las labores que éstos realicen
c También se debe cumplir con los requisitos de programas
de pensión de los trabajadores
c Brindar en el campo buenas condiciones a los trabajadores,
tales como transporte adecuado, área de alimentación
y descanso y, acceso a instalaciones sanitarias
(fijas o portátiles) que beneficien a la comunidad (escuelas, acueductos,
caminos, parques infantiles, recreación, centros de salud,
mejoras en servicios públicos, etc.)
c Las granjas camaroneras no deben negar el acceso de
la comunidad a los recursos naturales, que durante
muchos años los han utilizado de manera rutinaria
c En el tema de los recursos hidrobiológicos y costeros,
las granjas deben ser entes colaboradores con las Autoridades
Competentes que tienen la responsabilidad de
regular su uso
c Asegurar el bienestar y mejorar las condiciones de trabajo
de quienes laboran en las granjas de cultivo de camarón
c La capacitación del trabajador de la granja debe ser
tema permanente, para lograr mejorar el nivel profesional
de los mismos, con miras a mejorar la eficiencia en
el desempeño de su labor diaria y para una conducta
responsable dentro de su comunidad. Esto incluye temas
como deberes y derechos, dentro de la relación
laboral y en la comunidad, prácticas responsables para
el cultivo del camarón, seguridad laboral como primeros
auxilios
c Minimizar el riesgo de errores humanos durante el
proceso de cultivo de camarón, mediante el entrenamiento,
extensión en técnicas apropiadas y, a través de programas de
excelencia, bonificaciones y reconocimientos
c Las empresas camaroneras deben dotar a sus trabajadores
con la indumentaria y elementos de seguridad
apropiados para cada una de las labores que éstos realicen
c También se debe cumplir con los requisitos de programas
de pensión de los trabajadores
c Brindar en el campo buenas condiciones a los trabajadores,
tales como transporte adecuado, área de alimentación
y descanso y, acceso a instalaciones sanitarias
(fijas o portátiles)
Fuente: Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, A. De Gracia y O. García Suárez. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSAOSPESCA,
C.A. pp. 132.