Todas las granjas camaroneras bien sea que ofrezcan o no alojamiento a los trabajadores


MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL
CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei
Todas las granjas camaroneras bien sea que ofrezcan o no
alojamiento a los trabajadores, deben contar con una infraestructura
básica digna y decente, bien ventilada y con
buenas instalaciones de duchas, baños y servicios sanitarios
(Figuras 6b y 6c). Los alimentos para los trabajadores
deben ser balanceados y nutritivos. Deben existir fuentes
de agua potable para los trabajadores. Así mismo, la granja
debe contar con sistemas de comunicación hacia el exterior
de la empresa, bien sea a través de telefonía convencional
o de radioteléfonos; de esta manera, no sólo se optimizará
la comunicación interna entre los técnicos de la granja, sino
que permitirá tener una línea hacia poblaciones vecinas en
caso de alguna emergencia (Figura 6d). Tanto el almacenamiento
como la preparación de los alimentos, deben ser
adecuados y los desperdicios de comida deben ser manejados
de la manera correcta y amigable con el ambiente.
En cuanto a la movilización, la empresa debe procurar ofrecer
a los trabajadores un sistema de transporte gratuito y
seguro, desde los lugares de residencia, hasta las instalaciones
de la granja, así como de regreso hasta sus casas al
término de la jornada. Esta medida disminuye la posibilidad
de riesgo de accidentes para los trabajadores y estarían cubiertos
por una póliza de seguro al ser movilizados en un
bus, de acuerdo con las normas básicas de seguridad vial
y social
2.1.3 Cumplimiento con la legislación laboral existente
Es responsabilidad de cada empresa el cumplimiento de
la legislación, tanto nacional como internacional. No deben
existir prácticas discriminatorias, políticas o de exclusión
para la contratación de personal y no deben ser contratados
menores de edad.
La seguridad ocupacional debe ser implementada para poder
prevenir los accidentes laborales y tener un ambiente
laboral saludable. Los trabajadores acuícolas deben ser capacitados
sobre sus deberes y derechos, así como aspectos
de la seguridad laboral y primeros auxilios. Las empresas
deben cumplir con los requisitos de programas de pensión
de los trabajadores establecidos por las leyes de cada país.
Fuente: Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, A. De Gracia y O. García Suárez. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSAOSPESCA,
C.A. pp. 132.