CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei 2. Cumplimiento de las Normas Existentes


MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei
2. Cumplimiento de las Normas Existentes
2.1 Aspectos sociales
El enfoque social de las empresas camaroneras, debe estar
dirigido a desarrollar y operar granjas en una forma responsable,
que beneficie a la misma empresa, a las comunidades
locales y al país, contribuyendo de manera efectiva
con el desarrollo rural (Figura 1) y, particularmente, al alivio
de la pobreza en las áreas costeras, sin comprometer el
ambiente.
Es muy importante evitar o minimizar los conflictos con las
comunidades locales que puedan resultar del desarrollo de
la granja de camarón y de la operación. De esta manera, se
busca asegurar y promover que el desarrollo de la acuicultura
sea de mutuo beneficio para las partes
2.1.1 Relaciones con la comunidad
Las granjas camaroneras están localizadas cerca de comunidades
costeras que tradicionalmente han tenido acceso a
los recursos de la costa, como pesca artesanal, recolección
de moluscos y la extracción de madera. Es por estas razones
que las granjas camaroneras no deben negar el acceso
a estos recursos a las comunidades, que durante muchos
años los han utilizado de manera rutinaria.
Las granjas camaroneras no deben prohibir el acceso a sitios
públicos como bosques de manglar, zonas de pesca y
recursos públicos a las comunidades costeras, siempre y
cuando estas comunidades no pongan en peligro dichos
recursos. Las granjas deben colaborar con las autoridades
competentes, las cuales tienen la responsabilidad de regular
el uso de los recursos hidrobiológicos y costeros de estas
áreas (Figura 3).
2.1.2 Relación laboral y de salud ocupacional
Todo trabajador que realiza un trabajo en forma honesta
debe ser recompensado por lo menos con los salarios mínimos
de ley. Además, debe ser cubierto por los seguros
laborales y médicos que exige la legislación vigente.
La capacitación de los trabajadores de la granja debe ser
tema permanente, para lograr mejorar el nivel técnico de los
mismos con miras a una mayor eficiencia en el desempeño
de su labor diaria y para una conducta responsable dentro
de su comunidad (Figura 4).
La empresa debe velar por la salud física y mental de todos
sus empleados, para lo cual podría implementar un programa
de asistencia médica ocupacional, que incluya visita
de médicos, odontólogos y trabajadores sociales, dando la
oportunidad a todo el personal de ser atendido al menos
una vez por año (Figura 5a).
Como una medida para evitar accidentes, la granja debe
disponer de adecuada señalización sobre los implementos
y normas que deben aplicar los trabajadores, en los lugares
donde se considere que exista un riesgo (Figura 5b). Así
mismo, debe existir señalización para la rápida ubicación
de rutas de evacuación en caso de que ocurran emergencias
y debe disponer de equipos extintores de incendios en
todas las áreas susceptibles (Figura 5c).
Esta práctica que permitirá una buena salud de los empleados,
redundará en beneficios para el desempeño laboral
de cada trabajador sobre la producción. Cuando aplique,
los empleados deberán obtener y portar carnés de salud
emitidos por la autoridad competente.
Fuente: Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, A. De Gracia y O. García Suárez. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSAOSPESCA,
C.A. pp. 132.