CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei 1. Introducción


MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL
CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei
1. Introducción
En el mundo, la acuicultura ha crecido notablemente en los
últimos 60 años, pasando de menos de un millón de toneladas
en la década de 1950, a 51.7 millones de toneladas
en 2006 con un valor de 78,800 millones de USD. A pesar
de que la producción por pesca de captura dejó de crecer
en la década de 1980, el sector acuícola mundial ha mantenido
una tasa de crecimiento medio anual de 8.7% (excluyendo
a China, con un 6.5%) desde 1970 (FAO, 2009).
Según la FAO (2009), la acuicultura representa en la actualidad
el 76% de la producción mundial de peces de aleta
de agua dulce y el 65% de la producción de moluscos y
peces diádromos. Su contribución al suministro mundial de
crustáceos ha crecido rápidamente en el último decenio y
ha alcanzado el 42% de la producción mundial en 2006 y,
en ese mismo año, proporcionó el 70% de los camarones y
gambas (penaeidos) producidos en todo el mundo.
En el caso de América Latina y el Caribe, señala que la
mayor tasa de crecimiento medio anual (22%), seguida por
la región del Cercano Oriente (20%) y la región de África
(12.7%). El crecimiento de la producción en Europa y en
América del Norte se ha frenado de forma sustancial un 1%
anual desde 2000. Francia y Japón que solían ser líderes en
el desarrollo de la acuicultura, han reducido la producción
en el último decenio. Aunque la producción acuícola seguirá
aumentando, la tasa de crecimiento podría ser moderada
en el futuro cercano.
Con el incremento de la demanda, la producción y la comercialización,
hay un aumento en el requerimiento para
mejorar la sostenibilidad, la aceptación social y la seguridad
para la salud humana. Este no sólo afecta al comercio internacional
y presiona a los productores para enfocarse en
los métodos de producción que los conduzcan a lograrlo,
sino que desafía a los países productores para desarrollar e
implementar políticas apropiadas y desarrollar normas que
permitan una producción y comercio responsable.
Para ayudar a alcanzar estos objetivos, los miembros de FAO
en 1995 adoptaron el Código de Conducta para la Pesca
Responsable, proveyendo una estructura para el desarrollo
responsable de la acuicultura y pesca.
En términos mundiales, no obstante, la producción de los
principales grupos de especies sigue estando dominada por
un grupo reducido de países. China produce el 77% de
todas las carpas (ciprínidos) y el 82% del suministro mundial
de ostras (ostreidos). La región de Asia y el Pacífico
produce el 98% de las carpas (Ciprinus carpius) y el 95%
de las ostras totales. El 88% de los camarones y gambas
(penaeidos) provienen también de esta región y los cinco
mayores productores (China, Tailandia, Vietnam, Indonesia
y la India) suministran el 81%. Noruega y Chile son los dos
mayores productores mundiales de salmón (Oncorhynchus
kisutch y Salmo salar - salmónidos) cultivado y se reparten
el 33% y el 31%, respectivamente, de la producción
mundial. Otros productores europeos suministran un 19%
adicional (FAO, 2009).
El cultivo de camarón es uno de los sectores de la acuicultura
con más rápido crecimiento en Asia y Latinoamérica y
recientemente en África. La sostenibilidad de la acuicultura
del camarón se debe alcanzar con el reconocimiento y mitigación
a corto y largo plazo de los efectos al medio ambiente
y a la comunidad. Se debe mantener para ello una
viabilidad económica y biológica en el tiempo y proteger los
recursos costeros de los cuales ella depende.
En la Región de Centroamérica, el cultivo de camarón marino
corresponde a 12.8% y el de tilapia a 5.7%, siendo
los de mayor desarrollo en el sector acuícola. Los demás
recursos representan un 22.6% de la producción. Si bien
aún la maricultura y en particular el cultivo de Cobia (Rachycentron
canadum) no se registran en las estadísticas
de la región hasta el 2007, ha tomado un interesante auge
desde el 2008 en Belice y Panamá, con altas perspectivas
de desarrollo a nivel industrial (PAPCA-OSPESCA/AECID).
Fuente: Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, A. De Gracia y O. García Suárez. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSAOSPESCA, C.A. pp. 132.