Programa Regional para el Fortalecimiento de la formación profesional y técnica de las mujeres de bajos ingresos de América Latina


Competencias y emprendimiento:
Reducir la brecha tecnológica y
las desigualdades de género
FORMU JER : Programa Regional para el Fortalecimiento de la formación profesional y técnica de las mujeres de bajos ingresos de América Latina
El Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (OIT/CINTERFOR) creó FORMUJER, un programa destinado específicamente a incrementar la productividad y las oportunidades de empleo de las mujeres de bajos ingresos, así como a respaldar la participación de la mujer en el desarrollo, y en el aporte a la reducción de la pobreza en la región. El programa se lanzó en tres países piloto: Argentina (con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Protección Social), Bolivia (con el Instituto Nacional de Formación y Capacitación Laboral, INFOCAL) y Costa Rica (con el Instituto Nacional de Aprendizaje, INA). Se dictaron unos 248 cursos en 57 áreas laborales y en 13 lugares de todo el continente; se dio formación directa a 3.400 personas, lo que superó todos los objetivos. Asimismo,
resulta destacable que el 25% de las mujeres que participaron recibieron formación en áreas nuevas o no tradicionales. El marco teórico, las metodologías y los materiales producidos y convalidados por los institutos de formación profesional locales y nacionales se convirtieron en logros conjuntos que llevaron a un reconocimiento de FORMUJER como referente técnico en cuanto a políticas de formación y de género19.
La tecnología también tiene un aporte importante que hacer en las áreas de la creación de puestos de trabajo decente para personas con discapacidades, y de su integración en el lugar de trabajo. La mayor parte de las personas con discapacidades vive en países en desarrollo: de los 650 millones de personas con discapacidades que se estima existen en el mundo, el 80% vive en países en desarrollo, en su mayoría debajo de la línea de pobreza20. La tasa de participación de mujeres discapacitadas en la fuerza laboral (16,6%) es significativamente inferior al de hombres discapacitados (52,6%)21. Las mujeres jóvenes se encuentran en una situación desproporcionadamente adversa en relación con el empleo: pueden verse discriminadas por ser jóvenes, por ser de sexo femenino y por sufrir una discapacidad22. Los aspectos referidos al entorno, tales como el acceso físico, pueden superarse gracias a los avances tecnológicos. Existen equipos y
herramientas —como audífonos, dispositivos para lenguaje Braille, o vehículos a
motor— que ayudan a las personas discapacitadas a sortear sus discapacidades
específicas e ingresar al mercado de trabajo. El acceso a computadoras y a
Internet puede generar oportunidades de tele trabajo e inclusión en numerosos
aspectos de la vida política, social, económica y cultural. Es necesario esforzarse
en el ámbito de las políticas y su aplicación para eliminar los obstáculos que
impidan que estas herramientas de trabajo estén disponibles y resulten asequibles.
Desarrollo de la iniciativa empresarial
La compensación del retraso en materia tecnológica también respalda la transición de la economía informal a la formal. En algunos países, el crecimiento de las empresas propiedad de mujeres es mayor que el de las empresas privadas en su conjunto23. Las mujeres empresarias representan cada vez más la principal fuerza impulsora de muchas economías, en especial en África. Existen estudios que revelan que las empresas propiedad de mujeres representan el 50% del total de empresas24. Con frecuencia, se trata de microempresas, o de empresas de pequeña escala, que operan en la economía informal, que tal vez no ofrezcan la misma seguridad laboral, la protección social o el acceso a formación y desarrollo profesional que la economía formal. En efecto, el empleo formal, con todas sus ventajas inherentes en términos de
calidad y cantidad de puestos de trabajo, continúa siendo un objetivo ilusorio para muchas mujeres.
Si se presta apoyo a las mujeres empresarias para que introduzcan en sus empresas nuevas tecnologías, aumenta el potencial de incrementar la productividad, generar empleo, reducir la pobreza y promover el desarrollo local. Las mujeres se incorporan al mundo empresarial de diversas formas: como trabajadoras autónomas, con pequeñas y medianas empresas, con emprendimientos sociales, cooperativas y muchas otras
opciones. Para que las mujeres tomen conciencia de su potencial empresarial, es importante promover modelos para imitar que coincidan con sus realidades y aspiraciones. Es necesario también que las mujeres superen otros obstáculos al decidir si crear o no una empresa; por ejemplo, el acceso limitado a créditos, o los esquemas tradicionales que impiden a la mujer participar en actividades que generen ingresos o controlar recursos financieros. Con respecto a estos obstáculos, la OIT ha adoptado una perspectiva doble, con la que por un lado procura generalizar
18 OIT, Calificaciones para la mejora de la productividad, el crecimiento del empleo y el desarrollo, Informe V de la Conferencia Internacional del Trabajo, 97.a reunión, Ginebra, 2008, pág. xiii.
19 Véase el sitio de la OIT/Cintefor sobre FORMUJER (en español, http://www.cinterfor.org.uy/public/spanish/region/ampro/cinterfor/index.htm; en inglés, http://www.cinterfor.org.uy/public/english/
region/ampro/cinterfor/temas/gender/formujer/index.htm).
20 Banco Mundial. 2005. Development outreach: Disability and inclusive development (Discapacidad y desarrollo inclusivo), julio de 2005, Washington. Disponible en:
http://www.worldbank.org/devoutreach/archives_issue_view.asp?id=20
21 Powers, T. 2008. Recognizing ability: The skills and productivity of persons with disabilities, Documento de Trabajo, Empleo N.º 3 (OIT, Ginebra), pág. 4.
22 OIT, 2005. El empleo de los jóvenes: vías para acceder a un trabajo decente. Promoción del empleo de los jóvenes: abordar el desafío. VI Informe de la Conferencia Internacional del Trabajo, 93.a reunión,
Ginebra, pág. 25, parráfos 81 a 82.
23 Corporación Financiera Internacional (CFI), "Banks Team Up to Support Women Entrepreneurs Worldwide: Global Banking Alliance for Women Holds its Annual Summit", comunicado de prensa, Washington,
D.C., 9 de noviembre de 2006.
24 Organización Internacional de Empleadores. Women Entrepreneurs, 2008, http://www.ioe-emp.org/en/policy-areas/employment/women-entrepreneurship/index.html
©ILO, Crozet
Fuente: OIT Organización Internacional del